domingo, 25 de octubre de 2015

Fragmentos: La joven de las Naranjas - Jostein Gaarder

¡Holaaa!
Volví :D
Se que en la entrada anterior, dónde adelante las próximas entradas, no entraba esta perooo...

Les cuento que fui nominada para el premio Best Blog y me falta la parte mas difícil: la nominación...
Además, el último punto del premio es compartir tu cita favorita. Ahí fue dónde me complique.
Cómo desde hace meses que estamos refaccionando/remodelando mi casa, perdí mis cuadernos con citas... Así que con desesperación corrí a mi librero y empecé a hojear mis libros (todos mis libros leídos terminan llenos de marquitas de lápiz y un  listado de paginas en la primer hoja)

Y así fue que me dí cuenta de que, si bien reseñé el libro (aquí podrás leer la reseña), no había subido los fragmentos (que son hermosos). 

Los advierto:
NO LEAN LA SIGUIENTE ENTRADA SI NO TOLERAN LOS SPOILERS

Y ahora sí, aquí se los dejo:

(...)se miran profundamente a los ojos, casi hasta el fondo del alma, él la de ella y ella la de él.


(...) hay chicas incapaces de ver el Universo porque se lo impide la cantidad de rímel que llevan. También hay chicos incapaces de mirar por encima del horizonte por la cantidad de fútbol que llevan en la cabeza.

Pero está sola, y es aún más hermosa de lo que recordaba. Es como si todo el resplandor navideño se hubiera concentrado en una sola mujer.

De repente me acuerdo de un poema del poeta danés Piet Hein: El que nunca vive el momento, no vive nunca. ¿Qué haces tú?
Yo vivía el momento, y ya era hora, porque nunca hasta entonces había vivido. 
Hay días que estamos tan apurados que no vivimos, solo pasamos el día... por eso es importante tomarse al menos unos minutos al día para disfrutar de las pequeñas cosas...

El agitado juego de la vida no tiene espacio para el recuerdo ni para la reflexión, tiene de sobra consigo mismo.

Los periodistas y los padre se parecen en que son igual de curiosos. Y los políticos y los niños se parecen en que siempre se les hace preguntas delicadas nada fáciles de contestar.

Tal vez no exista una intimidad más grande que la de dos miradas que se encuentran con firmeza y determinación, y sencillamente se niegan a apartarse.
Al igual que en el primer fragmento, no puedo estar mas de acuerdo. Quienes están o estuvieron enamorados de verdad lo saben :3 nada se puede comparar a eso

<<No podemos ser dueños del pasado del otro, Jan Olav. La cuestión es si tenemos un futuro juntos>>.

Ella se despertó primero, y no olvidaré nunca lo que sentí cuando me despertó. No sabía ya lo que era imaginación y lo que era realidad, tal vez no existiera ya tal distinción. Sólo sabía que ya no estaba buscando a la Joven  de las Naranjas. La había encontrado.

Pero yo ya había aprendido a echar de menos, a añorar.

Fui al aeropuerto a buscarla. Hubo muchos testigos del reencuentro (...). Primero permanecimos casi medio minuto sólo mirándonos, tal vez con el fin de demostrar que teníamos fuerza de voluntad para esperarnos aún un par de segundos. Luego nos fundimos en un cálido, o mejor, ardiente abrazo, inusualmente ardiente, he de confesarlo, incluso para dárselo en un aeropuerto. Pasó por nuestro lado una anciana que aportó su comentario en ese sentido: <<¡Vergüenza debería daros!>>, ladró. Nos echamos a reír. No había nada de qué avergonzarse. Llevábamos medio año esperándonos.
Esto me hizo acordar mucho a mi novio y a mi *-* sobretodo por la parte de la anciana jajaja


Pero ¿qué es un ser humano, Georg? ¿Cuál es el valor de un ser humano? No somos más que polvo que se levanta del suelo y se esparce por el mundo. 
La verdad es que tras pensarlo un poco, al menos en los 2 libros que tengo de este autor, siempre habla de este tema: la pequeñez del ser humano ante el cosmos... Eso y extraterrestres(?

¿Qué es este gran cuento en el que vivimos y del que cada uno de nosotros sólo podrá disfrutar un breve tiempo? Tal vez el telescopio espacial pueda ayudarnos un día a comprender mejor la naturaleza de este cuento. Tal vez ahí afuera, entre la galaxias, esté la respuesta a lo que es el ser humano.

No me digas que la naturaleza no es un milagro.No me digas que el mundo no es un maravilloso cuento. Quien no lo haya entendido, tal vez no lo haga hasta el momento en que el cuento este a punto de acabar. Pues es cuando te dan la última oportunidad de quitarte las anteojeras, una última ocasión de frotarte los ojos de asombro, una última de entregarte a este milagro del que ahora te despides y al que vas a abandonar.

He escrito antes que lo más contagioso que conozco es la risa. Pero también la pena puede contagiarse. El miedo es diferente. No se contagia con la misma facilidad que la risa y la pena... y menos mal. El miedo es algo solitario. Tengo miedo, Georg. Tengo miedo de ser expulsado de este mundo. Tengo miedo de noches como ésta que no se me permitirá vivir.
Ésta es una de las que me hizo pensar mucho, (en algo que ya sabía hace mucho). Si es igual de facil contagiar la risa que la pena, ¿por qué será que nos empeñamos en ver la parte mala de todo?
Si una sonrisa puede cambiar no solo tu día, sino también el del resto ¿por qué será que vivimos con el ceño fruncido?
¡Sonrisas, por favor!

¿Cómo podemos saber que no existe un <<nuevo tablero>> también para nuestras almas? Yo no lo creo, de verdad que no lo creo. Pero soñar con algo improbable tiene un nombre. Lo llamamos <<esperanza>>.

La vida es breve para aquellos que realmente consiguen entender entender que el mundo un día acaba del todo. Muchas personas no consiguen comprenderlo. No todo el mundo tiene la capacidad de entender lo que en el fondo significa haber desaparecido para toda la eternidad. Hay demasiadas cosas que te obstaculizan esta comprensión hora tras hora, minuto tras minuto.
Espero que nosotros estemos dentro de la minoría que se da cuenta a tiempo y disfruta al menos la mitad del cuento.

He heredado de mi padre una profunda pena, la pena de que un día tendré que abandonar este mundo. He aprendido a pensar en <<las noches como ésta que no se me permitirá vivir>>, pero también he heredado su capacidad para ver lo fantástico de la vida.
Eso es la mejor herencia que podemos tener: unos ojos bien abiertos para ver, y disfrutar, cada pequeño y hermoso detalle. 

Me enfurezco al pensar que un día voy a desaparecer, y que habré desaparecido, no durante una semana o dos, tampoco durante cuatro o cuatrocientos años, sino para toda la eternidad.

Me siento abandonado por todo. No hay nada que me  pueda salvar.
No sólo pierdo el mundo, y no sólo pierdo todo y a todos mis seres queridos.También me pierdo a mi mismo.
Ésta es una cita horriblemente triste para terminar la colección -_-


Bueno, esto es todo por hoy...
Me retiro a descansar porque la verdad me urge. Me levante hiper-temprano para ir a votar :P

¡Hasta leernos!
 ~ Daphne ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario