sábado, 15 de agosto de 2015

Impotencia...

Hola, se que últimamente solo vengo con entradas random y que hace bastante que no les dejo ni una mini-reseña para compensar...

Bueno, esta es otra de esas entradas... y es que esta semana fue muy triste para mi.
Estoy ultra-sensible y parece que la vida se ha empeñado en hacerme llorar. Todas las malas noticias que podían aparecer, llegaron ahora.

Por un lado, estoy conmovida con las personas que lo perdieron todo con la situación hídrica de toda la provincia (les recuerdo que soy de la pcia. de Buenos Aires, Argentina). Muchas ciudades, hablamos de miles de personas, perdieron todo con las inundaciones y, para empeorar, el clima va a seguir azotando como siempre a los que menos tienen.
Las imágenes que se ven por los medios son totalmente desalentadoras... gente con el agua a la cintura, al cuello.
Y no solo las personas sufren, sino también los animales. La enorme cantidad de mascotas que fueron abandonadas y ahora luchan por sobrevivir. 
Lo más triste es ver a los políticos haciendo de estos tristísimos hechos solo una campaña política. A veces, me da vergüenza ser argentina.

También esta semana, después de mucho preguntar e insistir, nos comunicaron que una de nuestras compañeras volvió a ser internada. Ella tiene leucemia y el año pasado le hicieron un trasplante de médula. 
No solo eso, sino que una de mis ex-compañeras, también fue diagnosticada con esta maldita enfermedad... y no son las únicas, el numero de chicos y jóvenes enfermos, al menos en mi ciudad, no ha hecho mas que ir aumentando. Todos chicos que veíamos a diario, todos con una vida por delante y millones de sueños...

Hablando con una amiga ella dijo: "es impresionante la ira que tenes encima"... No tengo ira, siento como me quema la impotencia.

Lo único que me reconforta un poco es saber la cantidad de personas que están aportando su granito de arena para ambas causas.
La solidaridad de los argentinos es algo formidable... en todas las ciudades hay al menos un punto de donaciones para los damnificados. Y desde el grupo del colegio ya encontramos mas de una salida para ayudar a las familias de estas chicas enfermas...

Si, me dan vergüenza los políticos que tenemos... pero argentinos, vecinos, me siento orgullosa de ustedes.




~ Daphne ~

4 comentarios:

  1. Quizás no sea ira, si no pasión por lo que crees, y como dices, impotencia porque no puedes cambiar las cosas que ves mal.
    Y nada, apoyarnos y ayudar a los que ayudan, es la que queda :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me desespera es eso, el no poder cambiar... Aunque como vos decir, confío en que si todos ayudamos y damos lo mejor las cosas mejoran (o al menos dejan de ser tan pesadas)
      Gracias por pasarte, besos!

      Eliminar
  2. Que lindo blog, con solo leer esta entrada, y escuchar la música de fondo no pude dejar que se me escapen unas lágrimas :'(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace tanto alguien me dijo: "los problemas no están para llorarlos, sino para enfrentarlos"... es una de esas cosas que olvidas en el momento y re-afloran en la memoria cuando son de necesidad... Hoy, después de darles muchas vueltas al asunto, vuelvo a sonreír al ver como, ayudando cada uno desde su lugar, los problemas van siendo controlados (no solucionados... pero por algo hay que comenzar)

      Gracias por pasarte

      Eliminar