jueves, 23 de julio de 2015

Fragmentos: Witch & Wizard I:Condenados - James Patterson y Gabrielle Charbonnet


¡Volví!
Y aquí están los fragmentos de Witch & Wizard... Se los dejo con algunas de mis reflexiones al momento de leer:  

Veo como la alta y resignada figura de mi padre nos sonríe a mí hermano y a mí, en un intento de mantener la moral, de recordarnos que no tiene sentido pasarlo mal en nuestros últimos momentos sobre el planeta.

A veces te despiertas y el mundo es simplemente distinto. Ni malo ni bueno, solo diferente... cuando lo leí me pase la tarde filosofando =D

El mundo estero estaba volviéndose del revés, y yo llevaba un ridículo pijama rosa de gatitos. Esa podría ser yo... salvando la diferencia de que mi pijama tiene perritos =P

Me quedé mirando el techo y soñando despierta, recordando...
Cómo mamá solía echarse e la cama de Whit y conmigo cuando éramos muy pequeños, y reía y reía, y nos contaba que nos estaba enseñando a amar la risa, porque esa era una de las mejores cosas de la vida, probablemente la mejor.

Solo soy una psicópata, eso es todo. No es para tanto. Y ese es uno de mis pensamientos mas frecuentes... solo quiero torturarlo hasta que pida piedad... ¡nada más!

-Eh...no da tanto miedo como tú -dijo Whit-. Odio tener que decirte
esto, hermanita, pero... ejem...estás brillando.
«¿Brillando?». No lo proceso. No lo proceso.
-¿Cómo? -dije, impasible-. ¿Qué quieres decir?
-¿Qué parte de «estás brillando» no comprendes? -preguntó.
-La parte en que se supone que estoy brillando -le aclaré-.¿A qué te refieres? ¡¿De verdad no se diste cuenta?!

Entre nuestros diversos golpes, magulladuras, cortes, moretones y ropas rotas, parecía que habíamos estado en una jaula con un hombre lobo. Tranquilos, no hay de estos en el libro...

-Hola, prisioneros -Byron nos saludó con un tonito sarcástico y una voz nasal capaces de conseguir que una estatua de Jesús pusiera los ojos en blanco de puro asco. Hasta yo los pusde en blanco :P

No podía creerlo. Incluso aunque Whit les pintaba bigotes a absolutamente todas mis muñecas, incluso aunque había llegado a deseas que nunca hubiera nacido, al menos yo sabía que jamás querría condenarlo a muerte. Torturarlo, probablemente, pero no hasta la muerte. Creo que este fragmento es uno de los que más me gusto, y es que...¿Quién no ha pensado eso? *piensa* Los que no tienen hermanos -_-

Nos fundimos. Realmente, éramos como una sola persona. Era calidez, era paz, era pura belleza. Yo era parte de Celia. Ella era parte de mí. Fue solo un momento, pero pareció como si el sentimiento fuera tan grande y poderoso como para durar toda una vida. Supe que nunca sería capaz de olvidar aquello. ¿Quién habría podido? Lo primero que se me vino a la cabeza en ese momento (salvando las diferencias)

-Los adultos han demostrado sin lugar a dudas que el poder corrompe -dijo Janine, cuya voz sonaba como la de alguien que se presentara a unas elecciones que de verdad merecía ganar-. Pero es realmente necesario que haya una persona a cargo, una persona que tenga la última palabra, o todo acaba fuera de control. Así que tenemos un líder, aunque cambia cada semana. ¿Y por qué no? ¿Quien vota por votar cada semana? *mira hacia todas direcciones* ¿nadie? :(

Hay una buena razón por la que las peores pesadillas a menudo están relacionadas con las caídas al vacío. Es la conciencia (como la del ciervo cuando de repente ve los faros de un coche) de que algo malo, realmente malo, está a punto de suceder, pero no hay nada que se pueda hacer para evitarlo. Es la mejor -¿o debería decir la peor?- receta para el terror definitivo, inmenso, de primera clase. En este me identifique, de chiquita tuve una etapa de pesadillas recurrentes :P y me debatía entre las caídas a la nada y las persecuciones sin fin... pero nunca pude describir algo así de claro.

-No llores. Recuerda que están haciendo todo esto porque están asustados. Te tienen miedo. Nos tienen miedo a todos nosotros.
-¿Qué quieres decir?
-Saben que podemos cambiar el mundo. Saben que tenemos el poder de luchar contra ellos.

-No lo sientas, Whit. No soy ninguna heroína -soltó Margo-. Lo que es heroico es enfrentarse al propio dolor, y es lo que estás haciendo tú ahora mismo. (...)

Tienen miedo del cambio, y nosotros somos el cambio.
Tienen miedo de los jóvenes, y nosotros somos los jóvenes.
Tienen miedo de la música, y la música es nuestra vida.
Tienen miedo de los libros, del conocimiento, de las ideas.
Tienen mucho miedo de nuestra magia.
El himno a la juventud.

Sí, mi hermana es bastante extraña.
Casi siempre en buen sentido.
Casi, pequeño detalle...


¿Cuántas veces, en la historia de la humanidad, alguien como él ha tomado el control de sociedades enteras? Ya saben la respuesta, amigos: «demasiado a menudo». Esta pequeña partecita está en la reseña, ¡es una de mis favoritas!



Así que...¿qué estás haciendo tú, estés donde estés? Escucha, por favor: vive el momento, por mucho que te preocupe el futuro. Es tu cerebro, es tu vida, es tu actitud... Sal ahí afuera y llénalo todo con tus pensamientos, tus sonidos y tus ideas, porque son aún más grandes que tú. Todos sabemos lo que en la historia, y en el presente, ha sucedido cuando la gente se ha quedado callada y ha aceptado lo que le ponían en frente.


Próxima entrada: reseña de Maravilloso desastre

¡Hasta leernos!
  ~ Daphne ~

No hay comentarios.:

Publicar un comentario